Artefactos que ponen en duda la historia

hay artefactos alrededor del mundo que no concuerdan con la historia tal y como esta establecida estos objetos al no encajar en su linea temporal son echados de lado o se duda de su autenticidad.

Artefactos que ponen en duda la historia
Artefactos que ponen en duda la historia

Huevo de Piedra del Lago Winnipesaukee

En 1872, unos obreros encontraron cerca de las orillas del Lago Winnipesaukee, en Nueva Inglaterra, un terrón arcilloso con un extraño objeto de piedra con forma de huevo en su interior, a seis pies (1,83 metros) bajo tierra. Arqueólogos profesionales y aficionados han especulado sobre el posible origen de este extraño objeto durante más de cien años, sin llegar hasta ahora a ninguna conclusión definitiva. Hay sendos orificios practicados en ambos extremos de la piedra, habiendo sido ésta perforada desde su punta hasta su base con herramientas de diferentes tamaños, y siendo posteriormente pulido el interior de esta perforación a lo largo de toda su longitud.

Más allá de sus extraños diseño y estructura, la lisa y pulida superficie de la piedra está marcada con extravagantes grabados que van desde símbolos astronómicos hasta un inquietante rostro humano. En una de sus caras aparecen grabadas lo que parecen ser flechas invertidas, una luna con puntos y un aspa y una espiral. Otra de las caras presenta una mazorca de maíz con hileras de diecisiete granos. Por debajo hay un círculo con tres figuras. Una de ellas parece ser la pata de un ciervo y también se adivina algún animal de grandes orejas. En la “tercera” cara podemos ver un tipi con cuatro postes, un óvalo y un rostro humano. El rostro parece hundido, su nariz no sobresale de la superficie del huevo y sus labios parecen expresar una cierta determinación.

La figurilla de Nampa

Una pequeña imagen humana, hábilmente formado en arcilla, se encontró en 1889 en Nampa, Idaho, EE.UU.. La figurilla fue encontrado a una profundidad de aproximadamente 100 metros por una obra de perforación, colocando su edad mucho antes de la llegada del hombre en esta parte del mundo.

Aparte de los Homo sapiens, se sabe que ningún homínido tiene obras de arte como la figurilla de Nampa. Por tanto, la evidencia sugiere que los seres humanos del tipo moderno vivían en América hace alrededor de 2 millones de años, en el límite Plio-Pleistoceno.

La cabeza de Tecaxic-Calixtlahuaca

Es una cabeza de terracota, que probablemente era parte de una figurilla más grande, descubierta en 1933 dentro de un ajuar funerario precolombino o poscolombino en el área de Tecaxic-Calixtlahuaca del valle de Toluca, aproximadamente a 65 km al suroeste de México, D. F..

Similar a los artefactos arqueológicos de origen romano, algunos creen que es una evidencia de contactos transoceánicos precolombinos entre Roma y las Américas varios años antes de la llegada de Colón a América, un concepto promovido por el arqueólogo mesoamericanista Romeo H. Hristov. Sin embargo, se han planteado varias explicaciones sobre su presencia.

El Misterio de la Campana Antediluviana

En 1944, Newton Anderson, un niño de 10 años, bajó una noche al sótano para abastecer de combustible al horno que debía mantener vivo cuando cayó un gran trozo de carbón al suelo, partiéndose en dos.Obviamente, un descubrimiento como el de la campana presentaría un grave problema para las escalas de tiempo evolutivo.

En 1973 asistió a una presentación hecha por el Dr. John Morris donde analizó el artefacto en el laboratorio en la Universidad de Oklahoma y posteriormente escribió: “El análisis de activación nuclear determinó que es principalmente de bronce con una curiosa mezcla de zinc. Una microsonda no mostró trazas residuales de carbón” (Morris, 2010).

El hecho de que la huella metalúrgica de la campana sea inusual no debería sorprender si, de hecho, la campana es de la época antediluviana. Génesis 4:22 dice que Tubal-Caín era “artífice de toda obra de bronce y de hierro…” Estos eran entonces dos de los metales con los que los artesanos trabajaban en la economía anterior al diluvio.

Se descubrió semejanzas con Pazuzu, el demonio babilónico del viento del sudoeste, y con la deidad hindú Garuda. Tanto el demonio babilónico como la figurilla de la campana tienen un revelador cuerno sobre sus cabezas (parcialmente roto en la campana) y sus estrechas caras son extrañamente parecidas. Garuda (un dios volador picudo) se representa a veces en la parte superior de campanas, al igual que la diosa egipcia alada Isis.

La Fuente Magna

Un recipiente de piedra de gran tamaño, fue descubierto en Bolivia a orillas del Lago Titicaca por un agricultor local. Su filiación cultural y cronología es incierta, al igual del contexto donde fue hallado. Se afirma que algunas partes del vaso estarían escritas en caracteres cuneiformes sumerios, protosumerios y semitas mesopotámicos.

Es una pieza grande, semejante a un vaso para libaciones, utilizado probablemente durante ceremonias religiosas. Fue encontrado en 1950 por un agricultor cerca de la localidad de Chua, cerca al lago Titicaca. Actualmente se encuentra en el Museo de metales preciosos “Museo de Oro”  La Paz, Bolivia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buceador grabó el impactante momento en el que fue atacado por un tiburón

Buceador grabó el impactante momento en el que fue atacado por un tiburón

El suelo es lava el nuevo reto viral

El suelo es lava, el nuevo reto viral