Descubren gigantescas ruinas mayas en la selva de Guatemala

Por medio de una nueva tecnología láser el grupo de arqueólogos que conformó la investigación en Guatemala encontró varias ciudades mayas ocultas entre la selva.

Descubren ruinas mayas en la selva de Guatemala
Descubren ruinas mayas en la selva de Guatemala

Marcello Canuto y Francisco Estrada-Belli, entre otros 30 arqueólogos, pasarán a la historia como los descubridores de las ciudades perdidas de Petén, Guatemala, este grupo de arqueólogos, que trabajó de manera continua desde 2016, encontró por medio de alta tecnología láser una gigantesca metrópolis maya en la que pudieron habitar hasta 10 millones de personas.

“Esta era una civilización que literalmente movía montañas”, declaró Canuto en National Geographic. El arqueólogo y director de la Universidad de Tulán aseguró que este descubrimiento servirá para profundizar en los estudios de la civilización y darle a esta un lugar más apropiado, pues la enorme metrópolis descubierta induce que no se trata de un simple grupo de indígenas, sino que es una cultura comparable con otras más destacadas como la griega o la china.

Los mayas fueron una civilización precolombina de enorme importancia para México, Guatemala, el occidente de Honduras y El Salvador, pues tuvo importantes avances en el lenguaje, sistemas matemáticos, astronómicos y arquitectónicos. Como se puede detallar en la exploración, los pueblos mayas se conectaban por medio de anchos caminos e inventaron un sistema de canales y diques que mantenía el flujo de agua constante, pues en la región la frecuencia de la lluvia suele ser a veces muy alta y en ocasiones nula. Pese a ser conocida como una de las más avanzadas, la civilización maya era menospreciada por su precaria forma de establecer un gobierno.

La primera fase de la investigación se desarrolló en 2016 cuando se sobrevoló durante dos semanas las cercanías 12 sitios arqueológicos de la civilización maya. Luego de esta etapa exploratoria se encontró que en los lugares mapeados existían anomalías que no correspondían a formaciones naturales de la selva. Por eso, se utilizó una nueva estrategia de exploración en la que se emitían desde aeroplanos rayos láser sobre la zona para recibir información más concisa.

“Estamos ante una nueva especialidad: la arqueología digital”, afirmó Tomás Barrientos, miembro del equipo de arqueólogos que llevó a cabo la investigación. “Con la iniciativa estamos sondeando un amplio terreno y esto nos da mayor certeza para desentrañar datos”, complementó Barrientos. Los investigadores emplearon una tecnología conocida como “detección de oscilación láser” que permitió mapear el territorio quitando la cubierta forestal poblada de gigantescos árboles, que no permitían ver las estructuras precolombinas que se escondían allí.

“Las imágenes dejan claro que esta región fue un asentamiento cuya escala y densidad de población habían sido sumamente subestimadas”, le declaró el explorador del Ithaca College, Thomas Garrison, a la National Geographic. Este ha sido el proyecto de arqueología digital más grande hasta la fecha, pues se registraron más de dos mil kilómetros del territorio guatemalteco. La magnitud de los datos recolectados es tan grande que se necesitarían, según los investigadores, unos 100 años para comprender la información. Este es uno de los grandes descubrimientos de la era moderna en arqueología. “no creo que haya muchos descubrimientos que le den un giro total a una disciplina” aseguró Garrison.

La exploración láser no fue la única herramienta para la investigación, pues los exploradores tuvieron que adentrarse en la jungla para corroborar la información obtenida por los láseres. La tecnología usada se logró por medio de la Iniciativa Lidar Pacunam, que suministró las herramientas necesarias para analizar la zona. Las primeras conclusiones sobre la investigación se pueden observar en el documental “Los tesoros perdidos de los mayas” de la National Geographic, que cuenta con imágenes inéditas y el testimonio de varios de los arqueólogos participantes en el proyecto. Según Marcello Canuto, esta investigación “fue como estar ciego y recuperar la vista”. Se espera crear un espacio de conciencia sobre el cuidado de estos lugares, pues la región manifiesta un alto incremento de deforestación selvática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La carta viral de una niña de siete años al dueño de Zara (2)

“Quiero ser modelo de Zara chico” La carta viral de una niña de siete años al dueño de Zara

Descubren en China restos de “gigantes” humanos de 5.000 años de antigüedad

Descubren “gigantes” humanos de 5.000 años de antigüedad